Saltar al contenido
Familias

Síntomas de embarazo

sintomas de embarazo

La mujer, durante el periodo de embarazo o gestación, sufre múltiples cambios en su cuerpo, encaminados, todos ellos, al parto.

Entre los principales síntomas y cambios en el cuerpo de la mujer que indican la existencia de embarazo son las siguientes:

  • Ausencia de regla: La ausencia de regla es, sin duda alguna, una de las principales causas de embarazo. Para una mujer con ciclos menstruales regulares, un retraso de 15 días podría ser síntoma de embarazo, por lo que, recomendamos la realización de una prueba de embarazo a partir de esa fecha.
  • El aumento de temperatura basal es otro de los cambios que sufren las mujeres embarazadas. Por norma general, suele situarse por encima de los 37 º C y es recomendable tomársela desde la cama, sin haber ingerido ni bebido nada.
  • Por otro lado, el aumento del tamaño de las mamas son unos de los datos visibles más precoces para las embarazadas. Junto con ese aumento de tamaño, es habitual padecer tensión y dolor en las mamas.
  • Si tienes náuseas y vómitos matutinos, puede ser a causa de un embarazo. Además, la aparición de estos síntomas puede darse antes incluso de la primera falta y pueden alargarse durante tres meses aproximadamente.
  • Otra de las molestias propias de las mujeres embarazadas son las dolencias estomacales, como son, por ejemplo, los ardores, digestiones pesadas o estreñimiento.
  • Es muy habitual padecer de dolores de espalda, hacia la mitad del embarazo, que pueden evitarse adoptando una postura adecuada y combinándola con deporte y ejercicio dentro del agua. Además, si sufres de calambres, practicar deporte en el agua hará que evites el rozamiento y la tensión de los músculos, consiguiendo un nivel de relajación mayor.
  • En cuanto a las estrías, suelen aparecer principalmente alrededor de la piel del abdomen, debido al crecimiento de este. La aplicación de cremas hidratantes es, sin duda alguna, una de las mejores formas de prevención estas deformaciones en la piel.

Por último, existen otros tipos de cambios en la mujer que suelen ser diferentes para cada tipo de embarazo en concreto.

Un ejemplo de estos cambios podría ser la aversión repentina a determinado alimento u olor, la caída excesiva el cabello, aparición de manchas en la piel, cambios repentinos en el estado de ánimo etc. y que, por norma general, suelen desaparecer después del embarazo.