Saltar al contenido
Familias

Actividades infantiles para combatir la adicción a la tablet

Actividades infantiles para combatir la adicción a la tablet

 Los dispositivos electrónicos (tablets infantiles, móviles y juguetes) son muy atractivos para los más pequeños, además de que muchos de ellos son educativos y estimulan la creatividad y el ingenio.

Lo malo de esto es que, sin darnos cuenta, les estamos aficionando a una actividad que con el paso del tiempo y un uso descontrolado, crea verdaderos adictos y puede llegar a convertirse en un grave problema en la adolescencia.

Por lo tanto, es recomendable estar alerta desde sus primeros años de vida e intentar sustituir estos juguetes electrónicos por juegos tradicionales.

Síntomas de que tu hijo es adicto a la tablet y otros dispositivos:

Desmotivación

Los niños empiezan a mostrar menos interés por otro tipo de actividades y van centrando su atención cada vez más en los juegos electrónicos. Se les ve realmente a gusto con ellos y, sin embargo, cuando propones que cambien de actividad ponen mala cara, se enfadan e incluso se niegan.

Mentiras

Un síntoma muy común es que dicen mentiras. En cuanto notan que no quieres que pasen tanto tiempo con los dispositivos electrónicos, aprovechan cualquier descuido tuyo para buscar la tablet o el móvil y usarlo a escondidas.

Ansiedad

Cuando los padres establecen unas normas limitando el tiempo de uso de estos aparatos, los niños empiezan a tener problemas de ansiedad, de conducta (se vuelven más agresivos), insomnio y a veces hasta depresión.

Falta de concentración

Otra consecuencia de esta adicción es la falta de concentración en el colegio y cuando están haciendo los deberes. A medida que se van haciendo más mayores, se van encerrando en ellos mismos y no muestran ningún interés en establecer relaciones nuevas o en fortalecer las que ya tienen.

Consejos que deberías aplicar en casa para abatir la adicción a la tablet

Conseguir que nuestros hijos sean personas responsables y equilibradas está en nuestras manos, y para conseguirlo solo tenemos que tomar las medidas necesarias a tiempo como:

  • Limitar el tiempo de juego, debes marcar unas horas concretas para que utilice estos dispositivos y explicarle que solo podrá hacerlo durante ese tiempo.
  • Dar ejemplo, desconectando tú también de la tecnología.
  • Programar salidas y excursiones al aire libre.
  • Apuntarlo a algún campamento o escuela de verano.
  • Proponer actividades alternativas como los juegos de mesa o quedadas con sus amigos.
  • Enseñarle juegos nuevos y jugar tú con él.

Vamos a darte ideas sobre juegos tradicionales y otras actividades que puedes realizar con tus hijos y disfrutar mutuamente en las largas tardes de verano.

Juegos y actividades alternativos:

La campana

Se juega por parejas. Colocar las espaldas juntas y agarrarse entrelazando los brazos por los codos. Para empezar, uno de los dos jugadores tiene que flexionar su tronco hacia delante hasta que suba al compañero/a sobre su espalda. Después, cambiar rápidamente y será el otro jugador quien suba sobre su espalda al compañero/a de juego. De esta forma se consigue un balanceo continuo que imita el movimiento de las campanas.

La carretilla es un juego para dos personas

Tu hijo/a hace de carretilla andando con las manos y tú eres el que llevas la carretilla, sujetándolo por los dos pies. Este juego les encanta a los pequeños y a los que no lo son tanto.

Tres en raya

El tres en raya es un juego de toda la vida donde juegan dos personas y solo necesitas de lápiz y papel. Este juego consiste en hacer un cuadrado y dividirlo en 9 casillas. Cada jugador elige un símbolo O y X que irá marcando alternativamente. Ganará el que consiga hacer una línea completa con el símbolo que haya elegido. La línea puede ser horizontal, vertical o diagonal.

Hacer galletas

Estas galletas puedes prepararlas con tu hijo/a ya que son sencillas de realizar y los ingredientes puedes encontrarlos en cualquier tienda. Es una forma de pasar una tarde entretenida y divertida.

Ingredientes: 200 gramos de harina, un poco de sal, 5 gramos de azúcar avainillada, 75 gramos de azúcar (preferiblemente azúcar moreno), 125 gramos de margarina o mantequilla que esté a temperatura ambiente y un puñado de Lacasitos o m&m’s.

Preparación: poner el horno a calentar y hacer una mezcla con todos los ingredientes (excepto los Lacasitos). A continuación, hacer bolas del tamaño de una nuez y aplastarlas. Poner papel vegetal en una bandeja de horno y encima las bolas de masa.

A continuación, colocar 3 Lacasitos en cada una y meter al horno unos 12 minutos. Dejar reposar en una rejilla para que no se pongan blandas y ¡ya estarán listas para ser degustadas!